La puerta de tu vivienda o de tu local debe ser segura, para garantizar la tranquilidad y seguridad de las personas que están en su interior; dentro de la amplia variedad de opciones que hay en la actualidad, las puertas blindadas son las más seguras y, por tanto, las más utilizadas. A continuación te mostramos todo lo que debes saber de las cerraduras para puertas blindadas.

Características de las puertas blindadas

Estas son las principales características de las puertas blindadas.

Cerradura de una puerta blindada

  • Llaves: cada puerta y cerradura disponen de una llave única fabricada únicamente para ella.
  • Cerradura: dispone de un cilindro para evitar distintos métodos de robo; suelen estar formadas por escudos y cilindros, para garantizar la seguridad.
  • Embellecedor: suele estar soldada desde el interior, lo que hace que su manipulación sea más complicada.
  • Perfiles:disponen de planchas de acero en el interior; además, al estar cerca del filo del marco es imposible utilizar una palanca.
  • Mirillas: permite una visión exterior de 180 grados.

La cerradura de una puerta blindada puede soportar hasta 500 kilogramos de peso; además, los modelos más complejos disponen de una cerradura con doble escudo y que, una vez accionas la llave, se bloquea en cuatro lados.

¿Quieres cambiar la cerradura de una puerta blindada antigua? No te preocupes porque este trabajo no te llevará mucho tiempo; además, si lo deseas nuestros expertos se pueden encargar de hacerlo, así como de sustituir el bombín de tu puerta blindada.

Ventajas

Una de las principales ventajas de las puertas blindadas es que son más económicas que las acorazadas y garantizan la mayor seguridad para tu puerta; además, dispone de un cilindro que evita que se rompan o extraigan con taladros y, del mismo modo, las llaves están elaboradas a medida y son casi imposibles de copiar.

Otra de las ventajas de estos sistemas de seguridad es que son muy difíciles de forzar y disponen de un sistema anti palanca; también debemos resaltar que son fáciles de reparar y menos pesadas que las puertas blindadas.

¿Se puede instalar una cerradura adicional en una puerta blindada?

Las cerraduras adicionales están pensadas para ofrecer una mayor seguridad en la vivienda; eso sí, suelen instalarse para puertas menos seguras. Por ello, la instalación de una cerradura adicional en una puerta blindada es posible, aunque no es del todo recomendable.

Lo que consiguen estas cerraduras adicionales es ofrecer al propietario una mayor sensación de seguridad, más que la propia seguridad real que ofrecen. Lo importante es que la cerradura principal sea bastante segura para completar la seguridad de la puerta blindada; de esta forma, la cerradura y la puerta evitan la entrada de un ladrón y te garantizan tu seguridad.

¿Debes poner un cerrojo en tu puerta blindada?

La seguridad real de la puerta blindada no es mucho mayor si se incluye o no un cerrojo, resulta ser más un efecto psicológico que efectivo. Las puertas blindadas están huecas en el interior; los tornillos de los cerrojos no disponen de un anclaje real y se ligan a un pequeño tablero de madera de unos 4 mm, lo que puede hacer que con un fuerte golpe se rompa.

En cambio, los cerrojos son muy habituales y recomendables en las puertas acorazadas, ya que ofrecen una mayor sujeción y una mayor seguridad en la vivienda, evitando los robos e impidiendo que puedan romperse con un golpe.

Tipos de cerraduras para puertas blindadas

No todas las cerraduras funcionan de la misma forma y no todas protegen lo mismo. Los sistemas de protección avanzan con el paso de los años y cada día son más seguros; a continuación te mostramos los distintos tipos de cerraduras para puertas blindadas que puedes instalar.

Cerraduras cilíndricas o de perfil europeo

Son las más habituales en las puertas blindadas y tienen una estructura en forma de cilindro. La pieza central es la de un cilindro en forma de bomba de pera; lo único que tienes que hacer es introducir la llave en él para abrir o cerrar la puerta.

Tipos de cerradura de una puerta blindada

Cerraduras empotradas o embutidas

Son muy comunes en las puertas de los baños; además, son ideales para separar estancias de la vivienda. La cerradura empotrada o embutida se encuentra en el interior de la puerta y solo está visible la parte por la que se introduce la llave. También es importante señalar que suelen llevarse en la mayoría de las puertas blindadas de madera.

Cerraduras de sobreponer

Suelen instalarse en verjas exteriores en comunidades de vecinos y urbanizaciones. Su funcionamiento es muy sencillo y para abrir la puerta solo tienes que presionar un interruptor. Su grado de seguridad depende del material con el que se han elaborado las cerraduras.

Una de las principales características de las cerraduras de sobreponer es que se mantienen al descubierto por uno de los lados de la puerta; por el contrario, su principal inconveniente es que pueden forzarse sin demasiadas complicaciones por la parte visible.

Cerraduras tubulares

Son muy similares a las cerraduras empotradas; la única diferencia es que se acciona a través de un botón. Son muy habituales en baños privados y públicos, aunque no son muy recomendables para puertas blindadas.

Cerraduras multipunto

Muy recomendables para puertas blindadas, ya que se componen por varios anclajes y puntos de seguridad, lo que hace que sean más seguras y difíciles de forzar. Además, la cerradura suele estar instalada en el marco de la puerta, lo que hace que sea difícil de forzar con una palanca.

Cerraduras digitales o electrónicas

Las innovaciones tecnológicas hacen que las cerraduras digitales o electrónicas no sean algo del futuro, sino una realidad. Ya es posible instalar en tu puerta blindada una cerradura para deslizar o introducir una tarjeta; además, es muy habitual que dispongan de teclado numérico que permita insertar una serie de dígitos definidos con anterioridad.

En cualquier caso, lo más recomendable es que cuentes con una cerradura de alta calidad que haga que tu puerta sea una barrera infranqueable y, al mismo tiempo, aumentes tu comodidad y la de los tuyos.

En definitiva, si quieres disponer de la mayor seguridad en tu vivienda lo mejor es que apuestes por una puerta blindada; además, si dispones de las mejores cerraduras evitarás la entrada de cualquier ladrón y garantizarás la seguridad de todos tus seres queridos.

¿Quieres instalar una cerradura en la puerta blindada de tu casa? En Click Cerrajeros contamos con los mejores especialistas en la Comunidad de Madrid para la instalación y reparación de cualquier sistema de seguridad de tu puerta blindada que necesites.

Call Now ButtonLlamar Ahora